Según la ciencia, así debes acariciar a tu gato

La clave para que tu mascota disfrute una muestra de cariño, es prestar atención a su postura y comportamiento.

Para comprender a los gatos necesitamos conocer su ascendencia, se cree que la relación entre humanos y felinos tuvo lugar aproximadamente 4.000 años, tiempo suficiente para que una especie se adapte a la vida en sociedad.

Los cerebros de los felinos aún están programados para pensar como un gato salvaje, pero a pesar de eso les gusta mucho recibir el cariño humano.

Cómo acariciar a un gato

La clave para que tu mascota disfrute una muestra de cariño, es prestar atención a su postura y comportamiento mientras recibe una caricia.

Normalmente a los gatos les gusta que los toquen alrededor de las zonas en las que se encuentran las glándulas faciales, como orejas, barbilla y mejillas.

Aunque no lo creas, no disfrutan tanto una caricia en la barriga, lomo y base de la cola, pero para ser más exactos aquí te presentamos una lista de signos que te ayudarán a mostrarle cariño de la mejor manera.

Signos de disfrute del gato:

• Mantiene la cola erguida e inicia el contacto.

• Ronronea y hace algo parecido a amasar con las patas delanteras.

• Mueve suavemente la cola de lado a lado mientras la estira en el aire.

• Exhibe una postura y una expresión facial relajadas, con las orejas apuntando hacia delante.

• Le empuja con cariño si detiene las caricias para que continúe.

Signos de rechazo o tensión:

• Mueve o voltea la cabeza en dirección contraria a usted.

• Se muestra pasivo (no ronronea ni busca el contacto físico).

• Parpadea de forma exagerada, sacude la cabeza o el cuerpo o se lame la nariz.

• Se asea repentina y apresuradamente durante poco tiempo.

• Se le eriza el pelo o contrae la espalda.

• Mueve o agita la cola o golpea con ella.

• Aplana las orejas y las orienta hacia los lados o hacia atrás.

• Gira bruscamente la cabeza para encararse con usted o con su mano.

• Le muerde, o le aparta o golpea su mano con una pata.

Sin duda estos puntos te ayudarán a mantener una relación sana y de cariño con tu mascota, porque ahora podrás respetar sus límites y momentos.

¿Por qué no se electrocutan los pájaros al pararse en los cables de luz? esto dice la ciencia

Bañar a tu perrito en diciembre puede ser fatal para su salud