Gibson destruye con una excavadora cientos de guitarras eléctricas que no pudo vender

Te advertimos que las imágenes que verás son fuertes, porque se trata de cientos de guitarras de la icónica marca Gibson que son destruidas por maquinaria pesada, y esto puede impactarte si eres un apasionado de la música.

A través de redes sociales circuló el video y la indignación de muchos, que no se explican por qué no se hace un video destruyendo chatarra o sandías; pero aquí te vamos a explicar la razón de por qué se cometió este crimen.

La empresa Gibson se fundó desde 1902 y se ha convertido en un referente histórico de los instrumentos de cuerdas, en especial de las guitarras, con modelos que son de los más populares en el mundo, por ello sorprende el que así como así se destruyan cientos de sus productos.

BJ Wilkes, exempelado de la marca, compartió el video de la destrucción masiva, lo que despertó hipótesis y reclamos a través de las redes, ya que consideraron que era mejor donarlas que destruirlas. Wilkes manifestó que no es la primera vez que esto sucede, sobre todo por las bajas ventas que han tenido últimamente, y explicó:

Intentaban limpiar el desastre antes que terminara el año fiscal. Gibson, literal, no podía vender estas guitarras que ya aparecían en los libros contables.

Veamos este desgarrador momento:

Cerca de 500,000 dólares en guitarras fueron destruidos en este momento, y ante los señalamientos, Gibson emitió un comunicado en el que manifestó:

El video donde se destruyen guitarras Firebird X que surgió hace unos meses, fue un caso aislado de un lote de este modelo que fue construido entre 2009 y 2011. Estas estaban demasiado dañadas y no tenían solución. Este lote aislado de Firebird X no se podía donar y por eso fue destruido.

Mientras se descubre cuál es el verdadero motivo, sécate las lágrimas y sigue soñando con tener un instrumento de esa marca.

source

Así iba a ser el traje de ‘Superman Lives’ con Nicholas Cage; las fotos son muy extrañas

A esta mujer le gusta tanto comprar en Amazon que su marido le encargó una tarta de cumpleaños de Amazon