Redbull fue demandado por no “dar alas reales” y ahora tendrá que pagar mucho dinero

Los eslogans son tan importantes como la marca en sí, pues estas frases sirven para asociar un producto con alguna actividad o sentimiento, más no deben ser tomadas 100% al pie de la letra.

Muchos conocemos la marca de bebidas energéticas Red Bull y su famoso eslogan: “Red Bull te da alas”, que es una metáfora a que la bebida te da energía, no a que necesariamente te van a salir alas por tomarla.

Al parecer un hombre canadiense se tomó muy en serio esta frase y presentó una demanda por publicidad engañosa ya que, después de tomar Red Bull, nunca le salieron alas.

No, les prometo que no es una broma, Michael Attar, quien también es abogado, se las arregló para que su caso fuera tomado en cuenta en las cortes de Estados Unidos y Canadá, alegando sentirse decepcionado ya que, como en los comerciales, esperaba que después de un trago pudiera volar.

Y ustedes dirán, “claro que esa demanda jamás podría proceder”, pues déjenme decirles que están equivocados, Red Bull perdió y ahora deberá pagar 850,000 dólares que será repartidos entre todos los canadienses que se hayan sentido decepcionados por la publicidad. Cada uno de ellos recibirá la módica cantidad de 10 dólares y la satisfacción de haber burlado el sistema.

Esta problemática ya se había presentado antes, en 2013 en Estados Unidos, cuando la empresa acogió una demanda colectiva por culpa de su eslogan. Red Bull no quiso cambiar su lema, así que Attar aprovechó esto para volver a demandar bajo otras leyes.

Ambas demandas (la del 2013 y la actual) señalan que la publicidad de la bebida energética no solo es exagerada, sino engañosa y fraudulenta. Incluso, mencionan que no existe evidencia que avale que Red Bull proporcione energía extra en comparación con otras bebidas con cafeína, por lo que afirmar que “da alas” es simplemente una farsa.

Attar, además, denunció la insuficiente información que la compañía ofrece sobre la mezcla de la bebida con alcohol, a lo que la empresa respondió que cumple con todos los requisitos reglamentarios para su etiquetado, incluidos aquellos con respecto a su mezcla con alcohol.

Red Bull accedió a pagar esta “indemnización” a los clientes “engañados” que hayan comprado sus productos del 1 de enero de 2007 al 23 de julio de 2019 en Canadá, esto para evitar más polémica.

Ustedes que creen, ¿debe Red Bull cambiar su lema?

source

Montañeros recogen 11 toneladas de basura en el Everest

La gente comenzó a presentar quejas sobre un gatito callejero que se coló en un despacho de abogados, así que lo contrataron